Los Porsche 919 Hybrid hacen el 1-2 en las 24 Horas de Le Mans 2015

Ninguna otra marca ha vencido en tantas ocasiones en la prueba de resistencia más exigente del mundo, ni está tan estrechamente vinculada al mito de Le Mans

Publicado en:
14 junio, 2015 @ 18:01
Publicado por:
PedroZC
Ultima Revision en:
16 junio, 2015 @ 22:07
Ultima Revision por:
PedroZC
Categoria:
Tags:

Stuttgart. Misión cumplida: Porsche logró su decimoséptima victoria absoluta en Le Mans en la edición número 83 de la famosa carrera de 24 horas, con un doblete perfecto. Los pilotos Earl Bamber (Nueva Zelanda), Nico Hülkenberg (Alemania) y Nick Tandy (Gran Bretaña) ganaron el codiciado trofeo con el innovador Porsche 919 Hybrid, exactamente 45 años después de que la marca consiguiera su primer triunfo en la general en el circuito de La Sarthe. Timo Bernhard (Alemania), Brendon Hartley (Nueva Zelanda) y Mark Webber (Australia), con un auto idéntico, pusieron la guinda al pastel con su segunda plaza. Romain Dumas (Francia), Neel Jani (Suiza) y Marc Lieb (Alemania) llevaron el tercer Porsche 919 Hybrid a la quinta posición.

Doblete para Porsche en las 24 Horas de Le Mans 2015

Ninguna otra marca ha vencido en tantas ocasiones en la prueba de resistencia más exigente del mundo, ni está tan estrechamente vinculada al mito de Le Mans. La última victoria también fue un doblete, en 1998, cuando Allan McNish (Gran Bretaña), Laurent Aiello (Francia) y Stéphane Ortelli (Mónaco) terminaron primeros con su Porsche GT1.

Matthias Müller, Presidente del Consejo Ejecutivo de Porsche AG dijo: “Este doblete en Le Mans 2015 es un resultado tan fabuloso que no podíamos haberlo soñado. Todo el equipo ha hecho un gran trabajo durante los últimos tres o cuatro años y se merecen este éxito”.

Wolfgang Hatz, miembro del Directorio Ejecutivo de Investigación y Desarrollo de Porsche AG, dijo: “Un doblete en nuestro segundo año es una recompensa increíble para el coraje de los ingenieros responsables de este concepto del 919 Hybrid, así como para los 230 integrantes de este comprometido equipo”.
Porsche regresó el año pasado a la máxima categoría de las carreras de resistencia, atraído por la nueva reglamentación basada en la eficiencia. El auto más innovador de toda la parrilla ha sido desarrollado en el Centro de Investigación y Desarrollo de la marca, en Weissach. Siguiendo la tendencia, el Porsche 919 Hybrid tiene un motor turbo de pequeñas dimensiones y dos sistemas de recuperación de energía que, en conjunto, se convierten en un grupo propulsor con alrededor de 1.000 caballos de potencia. Funciona como un laboratorio de competición, que ayudará a lograr la máxima eficiencia en los futuros autos deportivos de calle.

En la edición número 83 de las 24 Horas de Le Mans todos los sistemas de este complejísimo vehículo de carreras han sido probados al límite. Debido a la fuerte competencia, especialmente entre los Porsche 919 Hybrid y los prototipos de Audi, la carrera discurrió en modo de calificación, es decir al máximo ritmo, desde el primer minuto hasta el último. En clasificación los tres Porsche no sólo aseguraron las tres primeras posiciones de la parrilla de salida, sino que establecieron un nuevo récord en el trazado de 13,629 kilómetros. La culminación del trabajo perfecto vino por parte del equipo que estaba en los boxes, capaz de gestionar un total de 90 paradas en pits y ser significativamente más rápido que los competidores.

El prototipo ganador, con el número 19, salió desde el tercer lugar en la parrilla y, durante un corto período de tiempo al principio, llegó incluso a caer hasta la octava plaza, antes de colocarse sexto a lo largo de un prolongado periodo. Además, fue el equipo de novatos el que ha ganado esta mítica prueba. Ni el piloto de Fórmula 1 Nico Hülkenberg, que ha tenido la suerte de estar en el auto en los momentos más emocionantes de la carrera (la salida y la llegada), ni Earl Bamber, tenían experiencia en Le Mans. Nick Tandy, el tercer piloto del trío ganador, había corrido al menos dos veces en las 24 Horas de Le Mans, pero con un Porsche en la categoría GT. Realizando vueltas muy rápidas, manteniendo la calma y con un nivel alto de concentración, los tres llevaron a cabo una carrera sin errores y ganaron por méritos propios, no por errores o problemas de otros.

En las primeras vueltas de este maratón estresante para hombres y máquinas, el Porsche número 17 mantuvo el liderato. Sin embargo, un stop-and-go penalty de un minuto al final del primer tercio de la prueba, le hizo descender a la cuarta posición. Timo Bernhard, Brendon Hartley y Mark Webber, mantuvieron la mente fría y trabajaron duro. Así, con un rendimiento excelente y constante, consiguieron la segunda plaza final.

Porsche cruza la meta en Le Mans 2015

El tercer Porsche 919 Hybrid tuvo una carrera difícil. El autor de la pole, Neel Jani, perdió el liderato después de la salida, en favor de Timo Bernhard. Durante algún tiempo los pilotos no estuvieron contentos con la estabilidad de la frenada, y dos salidas de pista tampoco les ayudaron. Tal y como se desarrollaron las cosas, esta vez no era posible lograr un puesto por encima del quinto para este rapidísimo trío del vehículo número 18.

Fritz Enzinger, Vicepresidente del proyecto LMP1: “Es un logro increíble ganar Le Mans en sólo nuestro segundo intento desde el regreso de Porsche. Tengo que agradecer a los miembros de este brillante equipo que han ido creciendo juntos durante los últimos tres años y medio. El Consejo Ejecutivo de Porsche nos respaldó al ciento por ciento desde el primer momento. Tomará unos pocos día se den cuenta de lo que hemos logrado. Sé que mucha gente ha vivido prácticamente para este sueño se haga realidad y se han perseguido con el mayor compromiso”.

Andreas Seidl, Director de Equipo: “Es difícil encontrar las palabras, ya que es muy difícil de creer que hemos logrado esto. Es una recompensa fantástica para el trabajo duro que el equipo ha hecho aquí en la pista de carreras y en casa, en Weissach, en los últimos tres años y medio. Sabíamos que estábamos mucho mejor preparados que el año pasado, pero de ninguna manera esperábamos este resultado. No nos beneficiamos de ningún incidente, pero estábamos en un gran nivel en todos los aspectos –bien fuera los mecánicos en los pits o los ingenieros que realizan la estrategia–. Las paradas en boxes fueron excepcionales. Los pilotos fueron sensacionales. Felicidades a los tres chicos que ganaron”.

Alexander Hitzinger, Director Técnico del Proyecto LMP1: “Ahora estamos muy felices. Es una sensación increíble ganar en Le Mans, tanto que es muy difícil describir con palabras. Yo estoy especialmente contento por el equipo, que ha puesto tanta pasión y trabajo duro en este proyecto. Hemos logrado un gran desarrollo en los últimos dos años y este 1-2 es la recompensa para ello”.

Mark Webber (auto número 17): “Los pilotos del Porsche número 19 han hecho un gran trabajo. Los tres estuvieron sensacionales en las 24 horas. Especialmente durante la noche, el número 19 fue muy rápido. Es un gran día para Porsche. Tuvimos una carrera tranquila, pero al final no fuimos lo suficientemente veloces. Brendon y Timo han realizado un excelente trabajo. Estamos muy orgullosos de Porsche. Si nosotros no podíamos ganar, obviamente queríamos que la victoria se quedara dentro del equipo”.

Marc Lieb (auto número 18): “Este es un gran día para todo el equipo y para Porsche. Estoy orgulloso de formar parte de él. Felicitaciones a los integrantes de los vehículos 19 y 17. Un doblete para Porsche en Le Mans es algo realmente grande. Respecto a nosotros, esperábamos algo más, pero no ha sido nuestro día. A pesar de todo, iremos de fiesta esta noche”.

Earl Bamber (auto número 19): “Es increíble. He disfrutado de cada relevo. Ha sido una jornada muy larga de conducción: primero de día, luego durante la noche y, de nuevo, por la mañana. Sólo he tenido un pequeño descanso. Pero no me encuentro en absoluto agotado; ahora estoy bombeando adrenalina. Creía oír ruidos extraños en el auto pero, por supuesto, te parece escuchar toda clase de sonidos raros cuando estás en el camino de ganar Le Mans”.

Nico Hülkenberg (auto número 19): “He disfrutado cada instante. Estos autos son muy divertidos de conducir, y más en una pista como ésta. El ritmo ha sido verdaderamente elevado, algo que no esperas en una carrera de resistencia. Especialmente durante la noche, cuando las temperaturas bajan un poco, el coche fue fantástico de conducir. Por supuesto, no pensaba que fuera a ser una carrera sencilla, porque aquí hay retos constantes. Sin embargo, lo hemos conseguido y lo hemos hecho juntos”.

Nick Tandy (auto número 19): “Es un día fantástico. Es difícil asimilar que ahora soy un ganador de Le Mans con Porsche”.

24 Horas de Le Mans 2015



Razine Podcast en VIVO!

dias
0
horas
0
0
minutos
0
0
segundos
0
0

Razine.com, powered by: