Son muchas las preguntas a la hora de elejir un buen juego de gomas, aqui te dejamos una guia que te puede sacar de muchas dudas

Por cuestiones de costos, muchos fabricantes equipan el automóvil con neumáticos de capacidades modestas, pero definitivamente no se puede alterar en forma drástica el tamaño y grosor de las llantas y pretender que el manejo no se vea afectado.

Publicado en:
10 septiembre, 2002 @ 23:39
Publicado por:
PedroZC
Ultima Revision en:
14 octubre, 2010 @ 08:19
Ultima Revision por:
PedroZC
Categoria:
Tags:

Normalmente a la hora de cambiar las gomas deberás considerar otros factores como el rendimiento para el cual fue diseñado el neumático nuevo; de no hacerlo, correrás el riesgo de alterar severamente el comportamiento dinámico del vehículo y el desgaste prematuro de ciertos componentes vitales de suspensión y dirección.

Por cuestiones de costos, muchos fabricantes equipan el automóvil con neumáticos de capacidades modestas, pero definitivamente no se puede alterar en forma drástica el tamaño y grosor de las llantas y pretender que el manejo no se vea afectado.

Lo primero que tendrás que hacer es aprender a leer la nomenclatura que todo neumático contiene en las paredes del mismo.

Construcción (Treadwear)

Este número indicará la duración de una llanta en sesiones de prueba, en relación con otra. Esto es, un neumático de grado 150 resistirá 1.5 veces mas que uno de grado 100. Por supuesto que el desgaste real de la llanta puede variar dependiendo de los hábitos de manejo, condiciones, cuidados que se le proporciones, características del camino o del clima. Ahora bien, no todos los neumáticos de construcción radial están hechos a base de cinturones de acero: aún existen marcas en el mercado con construcción a base de fibra de vidrio y rayón que hacen más llamativo el neumático pero a su vez mucho más débil.

Aunque evidentemente existen variaciones, el tipo normal de construcción de un neumático deportivo es el que se compone de 6 capas en el piso ( dos de poliester, dos de acero y dos de nylon) y dos capas en las caras (2 de poliester).

Grado de tracción (Traction)

En algunos neumáticos se incluye una pequeña serie de letras para designar su agarre durante el frenado en piso mojado. Normalmente se usan las letras A, B o C, donde A es la designación más alta. En 1997 se introdujo una nueva denominación conocida como AA que indica una capacidad aún mayor de frenado en superficies mojadas. Los grados de tracción no representan la capacidad de la llanta en curva.

Temperatura (Temperature)

La resistencia a la temperatura se clasifica con las letras, B o C. Representa la resistencia de la llanta al calor generado por correr a altas velocidades. El grado C es el nivel más bajo permitido para todos los autos de pasajeros. Este grado está especificado para una llanta que ha sido adecuadamente inflada y no sobrecargada.

Indice de carga (Load rating)

Muchas llantas vienen con una descripción de servicio al final del código de tamaño, la cual contiene un número que representa la capacidad de carga, y una letra que indica el rango de velocidad al que está graduada. El rango de carga indica la máxima capacidad en peso que cada llanta está designada a soportar. Debido a que la capacidad de carga está relacionada con el costado de la llanta, el índice de carga es usado como una rápida referencia.

La presión de inflado debe ser siempre la indicada por el fabricante a fin de evitar un deslizamiento excesivo en curvas por la compresión de la pared de la llanta, que puede ser causa de una pérdida de control severa y, en consecuencia, de un accidente. Además, el desgaste del neumático es mayor cuando se circula con menor o mayor presión de inflado. Si la llanta está demasiado inflada, la parte central del piso se verá mayormente afectada, por adoptar la superficie de contacto una forma redondea como la de una pelota; en cambio, si la llanta no tiene la suficiente presión, los costados de la superficie de contacto sufrirán al comprimirse la forma del neumático y recargar el peso en esa área.

Código de velocidad (Speed rating)

Muestra la máxima alcanzable por los neumáticos. Las velocidades permitidas son durante periodos sostenidos y en entornos controlados.

Grado Velocidad máxima. (km/h)
Q 160
S 180
T 190
U 200
H 210
V 240
Z Mas de 240

Para competencia:
W 270
Y 300

Código de medida (Measure rating)

Es quizá el más importante. Y se explica con un ejemplo

P275 / 40ZR17

1.- Como se explicó anteriormente, "P" indica que la llanta es para uso en vehículos de pasajeros .

2.- 275 es el ancho del neumático en milímetros cuando se encuentra montada en el rin>

3.- 40 es la altura de la pared expresada en porcentaje del ancho, en este caso, la pared tendrá una altura de:
275 x 0.40 = 110 mm

4.-Z indica el rango de velocidad para la que fue construida (Mas de 240 km/hr) 5.-R indica que la llanta fue concebida con construcción radial

6.- 17 representa el diámetro en pulgadas del rin sobre la que deberá montarse.

Si se piensa alterar los rines y llantas que vienen de serie, es importante calcular el diámetro total de la llanta y rin antes de cualquier modificación. Para hacer esto, toma la altura del hombro de la llanta, multiplícalo por dos y añade el diámetro del rin para obtener el total Para cambiar los rines y llantas que vienen de serie en nuestro vehículo, debe hacerse sin alterar demasiado el diámetro total. Esto se puede conseguir usando unos rines de mayor diámetro con llantas de perfil más bajo que compensen el aumento. Al utilizar unas llantas de perfil mas bajo se gana en rapidez de respuesta al volante y estabilidad en curvas.

El objeto de equipar con rines de mayor diámetro es el de obtener un beneficio tanto en apariencia como en rendimiento.

Las llantas de perfil bajo tienen una superficie de contacto corta y ancha, que es muy efectiva a la hora de transmitir cualquier reacción del volante a las ruedas, con un manejo muy sensible, incrementando la estabilidad en curvas y la tracción en frenado, especialmente en caminos secos.

Un vehículo con llantas de perfil elevado (como las camionetas y la mayoría de los sedanes de pasajeros) tiene una superficie de contacto larga y angosta, que ayuda a un manejo mas predecible, suave y menos nervioso, además de tener una buena tracción en nieve y arena.

En resumidas cuentas, el tipo de vehículo y las prestaciones que puedas obtener de él serán fundamentales en decidir que tipo de neumático deberá equipar. Ten especial cuidado cuando cambies el ancho y tamaño de llantas. Como ya se especifico, el cambiar a un perfil más bajo mejorará la precisión direccional y respuesta pero una mala combinación podría incluso afectar las relaciones de velocidad y potencia de tu auto así como su capacidad de carga.

Cuidado con el acuaplaneo

Un fenómeno sumamente desagradable y peligroso que puede producirse al rodar sobre piso mojado, y en mayor medida con neumáticos de gran anchura, es el denominado aquaplaning, y quien lo ha experimentado puede testificar al respecto. Este fenómeno es producido cuando los neumáticos son incapaces de evacuar toda el agua que discurre por debajo de ellos, ya sea por falta de dibujo en la banda de rodadura o por exceso de velocidad. En esta situación se crea una película de agua entre el neumático y el pavimento, que deja al primero sin contacto con el segundo. La consecuencia inmediata es la pérdida de control del vehículo.

La respuesta ante tal problema no se ha hecho esperar, y aunque los estudios pasan siempre por el rediseño de la banda de rodadura, la solución por el momento, apunta en dos direcciones: La primera de ellas es la de los denominados neumáticos direccionales. En ellos, el dibujo de la banda de rodadura dispone de un diseño en V de los canales principales que permite literalmente "romper" de un modo más eficiente la película de agua. De esta forma, no sólo se gana seguridad a igual velocidad con respecto a un neumático convencional de similares dimensiones, sino que incluso permite circular a velocidades mas alta.

Reciben el nombre de direccionales porque estos neumáticos tienen una única y obligada dirección de giro, que es con el pico de la V en el sentido de la marcha, invalidando cualquier otro montaje.

La segunda solución se refiere a los neumáticos que podríamos denominar como de banda de rodadura partida. Puesto que el gran problema es la evacuación de grandes masas de agua por la zona central de la citada banda de rodadura, estos neumáticos disponen de un ancho canal central longitudinal que permite desalojar un caudal de agua muy superior al que evacuaría un neumático convencional. Además, este tipo de neumáticos disfruta también del ya comentado dibujo direccional, lo que mejora aún mas sus características sobre mojado.



Razine Podcast en VIVO!

dias
0
horas
0
0
minutos
0
0
segundos
0
0

Razine.com, powered by: